La propuesta es acompañar procesos de integración y sanación, para que podamos encontrar la plenitud que nuestra Alma anhela. Este proceso se desarrolla a través de encuentros individuales o grupales, en los mismos se establecerá que abordajes utilizar acorde al momento y lo que resuene más con cada persona o grupo. Estos caminos pueden ser:

Astrología ~ Sanación Energética ~ Flores de Bach ~ Danza Movimiento Terapia ~
Círculos de Mujeres ~ Talleres y Actividades en la naturaleza


Algunas reflexiones...
El Alma reconoce el camino a través de la alegría y podemos encontrar y crear caminos en nuestras vidas que nos llenen de alegría y fluidez. "Almar" la materia, es tan sencillo y tan complejo como darle espacio y permitir que fluya hacia todo lo que hacemos. Todos tenemos el potencial de vivenciar cada día la bendición de plasmar nuestra Alma en la Materia…en nuestros vínculos, en nuestro trabajo y en nuestro cuerpo.

Para acompañar nuestro proceso de integración es importante tomar conciencia de que todo lo que nos ocurre “nos cabe” energéticamente y que podemos contribuir a la integración de nuestro ser poniendo lucidez a nuestros procesos, indagando nuestras luces y sombras, observando patrones, limpiando ecológicamente nuestras emociones y sanando nuestras heridas.

Sin embargo al formar parte de una inmensa red vincular que está haciendo su experiencia en el Planeta Tierra, también tenemos que tomar conciencia que el trabajo individual contribuye a la sanación de lo “humano”. Es por eso que es importante sanar nuestra herida original como humanos. Esta herida está anclada en la creencia de separación y dualidad, por eso siento que el camino es volver a ese lugar donde comenzamos como dice T.S. Elliot y conocerlo por primera vez. Trabajar re-conociendo ese espacio-tiempo interno donde la unidad y la totalidad están presentes, donde no hace falta hacer, sino simplemente SER.

Los invito a recorrer entonces las distintas secciones de Caminos al Alma y a contactarme para consultas o más información via email: contacto@caminosalalma.com 

Con amor y gratitud, 
María Victoria Hormaechea Buenos Aires, Argentina