Círculos de Mujeres


Mujeres que Corren con los Tiempos
El desafío de llevar Alma a la Materia

Nuestro círculo tiene la intención de convocar la sanación del camino de individuación de la mujer, hacia la transformación del vínculo masculino-femenino. Recorreremos el viaje de la heroína intentando unir mente, cuerpo y espíritu a través de combinar la reflexión, con movimientos corporales ancestrales de la danza afro, visualizaciones guiadas y rituales.


Sabemos que la complejidad de ser mujeres que estamos inmersas en el mundo laboral, donde el tiempo nos arrincona, las exigencias se incrementan, los roles de nuestra vida se multiplican y los logros no siempre son acompañados por la plenitud anhelada, nos puede llevar a la pérdida del instinto vital de la mujer salvaje. Algunas de nosotras podemos sentir que nos falta pasión, que estamos demasiado agotadas, tironeadas desde demasiados lugares, que nuestra creatividad disminuye, que nuestros vínculos o nuestra salud se resienten, o que simplemente algo dentro nuestro no encuentra la plenitud que los logros en el mundo del afuera ameritarían.

Nos proponemos generar un espacio para aquietarnos e intentar escuchar que es lo que nuestra alma está realmente pidiendo y crear conciencia de la importancia de integrar el femenino-masculino a nivel individual y plural. Creemos que la mujer tiene la responsabilidad de convocar el poder del fuego femenino plural para elevarlo al plano espiritual, convirtiéndose así en sabiduría, comprensión, plenitud y conexión con lo Sagrado. Este femenino estará en contacto con la intuición, lo cícliclo, la fuerza del deseo y el amor incondicional, sólo así podrá volcar su alma en la vida cotidiana, en sus vínculos y en la materia.

Nuestro trabajo está basado en la integración de:
· Las bases conceptuales del camino de individuación de la mujer
· El arquetipo de la amazona o Palas Atenea y su contra cara la Medusa
· La astrología como lenguaje sagrado
· El libro de Clarissa Pinkola Estés “Mujeres que corren con los lobos”
· La sabiduría ancestral de los dioses africanos a través de la danza
· Y especialmente en el trabajo vivencial de Liderazgo Femenino Plural realizado estos últimos nueve años en la Red LunaVenus.

Creemos profundamente, gracias a nuestra experiencia personal y grupal, que compartir un círculo de mujeres (que por suerte cada vez hay más), no sólo remite a una sanación de nuestra alma individual, si no que también generamos un cambio profundo en nuestros vínculos. Sentimos que esto es un primer paso para realizar nuestro pequeño-gran aporte para sanar nuestro planeta tierra.

El temario de los encuentros recorre las etapas del camino de individuación delineado por Maureen Murdock en su libro Ser mujer, un viaje heroico.

Modalidad de los encuentros
Mujeres que Corren con los Tiempos lleva tres años convocando mujeres de todas las edades. En este momento estamos recorriendo nuestro sexto círculo en un nuevo espacio en Villa Urquiza. Cuando realicemos la próxima invitación aparecerá en esta sección y en novedades, la modalidad de encuentros, lugar y arancel.
Nos gustaría compartir con ustedes algunos de los comentarios de las mujeres de nuestros círculos:


"Desde las palabras, las propuestas, las miradas, la contención que había en momentos tristes o las risas y sonrisas en momentos de inmensa alegría. Me nutrí de la Sabiduría que aparecía en el grupo y me nutría de la Fuerza que también estaba presente. Conecté mucho con esto también: “la alegría”. Sentía inmensa alegría. El trabajo en sí fue maravilloso. Las propuestas que hubo, desde las tareas a hacer, los bailes, las conversaciones. Yo encontré mucha magia en el círculo. Mucha profundidad. Muchas sensaciones.  Sentía muchísima dicha al ir y estar ahí. Para mí fueron como momentos mágicos. Muy reales porque cada una de nosotras transitaba y compartía diferentes experiencias… pero mágico igual, porque la sensación profunda de que “todo está bien como está” revoloteaba siempre en el aire. E imagino que eso tiene que ver con lo que se despierta en un círculo de mujeres". (Laura, 37 años) 

"Me gustó la dinámica que le imprimieron a los encuentros. Hicieron que con el cuidado con el que trabajaron se conformara un grupo que pudimos entregarnos con confianza en la tarea propuesta. Me gustaron los temas, hicieron que reflexionara sobre distintos aspectos de mi ser mujer, mis emociones y mis distintas maneras de conectarme con mis vínculos y cómo los expreso. Sentía placer por compartir y ganas de asistir a los encuentros. La parte de movimiento fue muy linda y sentida. Me parece muy bueno lo de alternar quietud y movimiento.Uds. dos fueron siempre muy claras en lo que expresaban y lo decían con mucha calidez. Me producía alegría cómo iban ajustando sobre la marcha, de acuerdo a la respuesta del grupo.Gracias por ser generosas con el material que nos dieron. Eso es compartir de verdad los conocimientos..no es muy común". (Silvia, 60 años).

"Todo fue muy enriquecedor, pero lo que más disfruté fue danzar. Muchas gracias por todo, fue muy lindo y enriquecedor cada encuentro y me llevo mucho para seguir trabajando". (Claudia, 41 años).

"Lo que más me gustó fue La intimidad que se fue logrando por la amorocidad de las integrantes y facilitadoras. Rescato lo simple, lo llano, el abrirnos en confianza con otras mujeres. La profesionalidad en el envío de info, seguimiento atento y no intrusivo, el compromiso a la tarea. La inclusión de lo corporal...el fuego…lo ritual”. (Viviana, 48 años)

“Lo que más me gustó fue la comunión con las demás integrantes del grupo, todas por igual. Está bueno que las coordinadoras se hayan entregado como dos más del recorrido y no en la postura del saber. Específicamente, en mi caso, me gustaron mucho las visualizaciones que hicimos, fueron muy clarificantes para mí”. (Soledad, 33 años)

"En cada encuentro estuvo siempre presente el amoroso y cuidado acompañamiento de Mariavi y Josefina desde el detalle más pequeño hasta el gesto más comprometido hacia cada una de nosotras conteniendo emociones y estados del alma que juntas íbamos despertando. Recorrer nuestro Viaje Heroico de la mano de estas dos mujeres es una travesía de crecimiento y reencuentro maravillosa". (María José, 40 años)

“Prepararon los encuentros, aportaron material, se abrieron a nosotras como nosotras a ustedes. No se quedaron en el rol de coordinadoras, en el "sitial" del conocimiento y con el bastón de conducción firmemente amarrado a vuestras manos. Yo tenía ganas de ir los sábados al encuentro, más allá del cansancio de toda la semana, o de una mañana fría y la camita tentadora para quedarse un rato más”. (Silvia, 58 años)


Para más información escribir o llamar a:

Teléfono: (011) 15 53 34 89 24 - Josefina

"Convocar la magia, no es más que un cambio de conciencia".

¡Las esperamos!

María Josefina Cavalli & María Victoria Hormaechea

Artículos de interés